Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Miercoles 3 de Octubre del 2000

Colón lo mandó un poco más al fondo

El equipo de Mántaras sacó la diferencia en el primer tiempo y le ganó bien a Los Andes, que perdió su cuarto partido consecutivo y ya está en la zona de descenso.


Colón le sacó un campo de ventaja a Los Andes. Y no es que haya hecho una demostración brillante de fútbol ni mucho menos. El equipo de Mántaras sostuvo el dominio del partido en tres conceptos sencillos, pero que demostró tener claros: orden, prolijidad para rotar la pelota en la zona de gestación y picardía para aprovechar la fragilidad defensiva del rival.

La claridad de los volantes para ocupar espacios libres abrumó de entrada a Los Andes. Bontemps se transformó en salida clara por la derecha. Por la izquierda, el trío latinoamericano integrado por el uruguayo Delgado y los chilenos Valencia (tuvo mucha movilidad) y Eros Pérez aportó creatividad. Con paciencia, entonces, Colón fue construyendo una victoria que no se puede cuestionar.

El Topo Gigena definió de zurda un centro-asistencia de Bontemps y, en la primera llegada clara, Colón consiguió la tranquilidad que buscaba para encarar el partido. Los santafesinos fueron más prácticos y contundentes. Los dos tiros en los palos y un puñado más de situaciones clarísimas de gol alcanzan para explicar ese predominio.

Pero para no faltar a la verdad también hay que decir que Colón, a pesar de ser más, sufrió atrás. Sino cómo se explica que Leo Díaz haya sido la figura del partido. El arquero de Colón tapó pelotas increíbles. Como los tres mano a mano que le ganó a Bovaglio o la titánica atajada del segundo tiempo para evitar el gol en un cabezazo bombeado de Desagastizábal.

En caída libre. Los Andes sigue inmerso en una crisis que amenaza con agravarse cada día más: sumó su cuarta derrota consecutiva, se hundió en el promedio de descenso (ya está entre los dos últimos) y encima del sábado debe enfrentar a Boca. Pero lo más alarmante fue la pobreza en el juego. Débil en defensa, blando en el medio y sin variantes adelante, dependió de algún pase de Víctor López o de alguna apilada de Desagastizábal.

Tentado por la velocidad de sus delanteros, el argumento que esgrimió Los Andes para tratar de dar vuelta el partido fue el pelotazo. Víctor López fue el único que intentó tocar por abajo para aprovechar las subidas de los laterales por los costados y desestabilizar el equilibrio en el medio de Colón.

El ingreso de Romero cambió un poco el mapa del partido. Los Andes salió a presionar más arriba, puso más garra para pelear la posesión de la pelota y equilibró el juego. El repunte de los de Lomas de Zamora fue ayudado por el retroceso de Colón, que igual fue más claro jugando de contragolpe (dispuso de no menos de cinco chances para liquidarlo). Los últimos veinte minutos tuvieron el vértigo que les impuso Los Andes. Quizás no tuvo demasiado fútbol, pero al menos hubo vergüenza para no resignarse a perder otra vez.

Volver

 

Webmaster: Los Pibes del Paredon
Recomendamos visualizar esta página con una resolución de 1024x768

(C)
1999 - 2012  www.lomaslocura.com.ar | Pagina No Oficial del Club Atletico Los Andes