Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

Domingo 8 de Octubre del 2000

Boca le gano 1-0 a un Los Andes muy inspirado


El partido empezó a jugarse mucho antes de tiempo. Desde que los parlantes de la platea entonaron a más no poder la marcha de Los Andes con el claro fin de callar el ruido que hacía la gente de Boca recibiendo a su equipo, o también desde el momento en que surgió el rumor de que el dolorido Roberto Abbondancieri –tenía una molestia en el aductor- casi le deja su lugar en el arco al pibe Mauro Astrada. Después, adentro de la cancha, el juego fue decantándose, tal como estaba previsto. Por eso no sorprendió el 1-0 final con que los visitantes cerraron el duelo consolidándose como punteros a 6 unidades de River, y a una semana del superclásico.

Pero los 90 minutos presentaron altermativas que bien vale la pena narrar. Bastó el pitazo inicial para que antes de que el reloj marcara el minuto de juego Barijho desperdiciara la primera chance para abrir el marcador, secundado por un Palermo que, instantes más tarde, repetiría la acción. Todo era de los Xeneizes porque la estructura del local, con tres en el fondo y cinco volantes, apenas le alcanzaba para contener los embates de los hombres de la Ribera, y el esfuerzo no le servía para nutrir las ambiciones goleadoras de sus delanteros.

En ese contexto Riquelme desplegó, en un cuarto de hora, todo lo bueno que puede hacer sobre el césped. Pero contaba con el apoyo de un Chicho Serna que no sólo le cuidaba su espalda, sino que también cortaba, distribuía y hasta se animaba a pegarle al arco.

Lo de Los Andes era muy distinto. Claro, vale remarcar que no es lo mismo humildad que pobreza. Entonces, si bien a este grupo que dirige Ginarte se lo puede desguazar uno por uno, y poco valdría la comparación con su rival de turno, el equipo de Lomas, con chispazos de buen fútbol, suele encontrar un motor suficiente como para encarar cualquier empresa, por más utópica que esta parezca.

Mientras la visita se repetía buscando el gol de mil maneras, los Milrayitas comenzaron a combinar resistencia con toques de buen juego. A la solidez de su línea de fondo y al andar sacrificado del desgarrado Carlos Netto – la lesión era de cinco milímetros, pero igual quiso actuar-, le sumó el toque criterioso de Víctor López y las maniobras punzanteas del impredecible Desgastizábal. Así, llegó lo impensado, el 11desequilibró una vez más y su disparo terminó estrellándose en el palo. Los rebotes que hicieron tambalear el desguarnecido arco de Abbondancieri terminaron muriendo en un despeje largo y desprolijo de Serna, quien puso las cosas nuevamente en su lugar.

La reacción de los dirigidos por Bianchi ante la herida impensada no se hizo esperar. Pero cada vez que fueron hacia adelante, ya sea Palermo, Barijho, el Mellizo Gustavo, o Riquelme, no hicieron más que agigantar la figura del invulnerable Migliardi.

Sin embargo, el gol del Chipy Barijho en el inicio del complemento, echó por tierra buena parte de lo que había construido Los Andes. Claro que para los de la Ribera fue el gol y nada más. Porque Riqueleme volvió a sumergirse en una de sus clásicas lagunas y así, sin alguien que aportara claridad en el manejo, las buenas intenciones de los visitantes nunca se concretaban.

El finalmente perdedor, humilde pero sin por eso resignar su protagonismo en el encuentro exhibió el crecimiento de Arce por la izquierda, pero ello tampoco le alcanzó para llegar a la igualdad. En los minutos finales el mellizo Guillermo, recién ingresado –Bianchi lo puso a prueba con vistas al superclásco- hizo más punzante el ataque Xeneize, aunque la chance más clara de sacudir las redes estuvo del otro lado cuando Maggiolo primero, y Desagastizábal (con un cabezazo que dio en el travesaño de Abbondancieri) después, se lo perdieron de manera casi increíble.

Habitante solitario de la punta del campeonato Boca, apilando triunfo sobre triunfo, logró construir una diferencia sobre su escolta Millonario que intentará ampliar aún más dentro de siete días, cuando en Núñez se juegue el clásico de los clásicos .

Síntesis

La figura:Alejnadro Migliardi (7)
Los Andes: Migliardi (7); Bovaglio (5), Nasta (5), Moya (4); Netto (4), Romero (6) Salomón (5), Víctor López (5) Arce (5); Desagastizábal (6) y José Luis Marzo (3). DT: Jorge Ginarte.
Boca:Abbondancieri (5); Ibarra (5), Burdisso (4), Matellán (4), Fagiani (5); Battaglia (5), Serna (7), Gustavo Barros Schelotto (7), Riquelme (6); Barijho (5) y Palermo (5). DT: Carlos Bianchi.
Goles: ST: 5m Gol de Barijho (B)
Cambios:ST: 22m Favio Pieters por López, 27m Ezequiel Maggiolo por Marzo y 31m Luis Pérez por Netto (LA); 33m Guillermo Barros Schelotto por Barijho (B) y 44 Julio Marchant por Riquelmen (B)
Amonestados: Ibarra, Serna y Barijho (B); Nasta (LA)
Arbitro: Oscar Sequeira
Cancha:Lanús (local Los Andes)

Volver

 

Webmaster: Los Pibes del Paredon
Recomendamos visualizar esta página con una resolución de 1024x768

(C)
1999 - 2012  www.lomaslocura.com.ar | Pagina No Oficial del Club Atletico Los Andes